Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.pensamientos.com.mx/ >Relaciones humanas (Más)>El reflejo de tus acciones>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

El reflejo de tus acciones

Conducía camino a mi casa durante una noche lluviosa; delante de mi iba otro automóvil que constamente me deslubraba con una luz proveniente de la parte de atrás del automóvil. Me molesté pues a demás de la lluvia y el estado de la carretera tenía que lidiar con el destello que aquel automóvil me reflejaba. Pensé que algún niño travieso llevaba algún artefacto luminoso e iba jugando por la carretera.

Más adelante llegamos a un semáforo donde un poco molesto me coloqué al lado de aquel automóvil, cuando se abrió la ventana del otro auto y el conductor me dijo:

- "Disculpe, pero su luz izquierda está desprendida. Debería repararla o puede tener algún accidente"

Me dí cuenta entonces que el reflejo era producto de mi luz averiada.

Esto me hizo reflexionar mucho sobre lo que pensamos de los demás. A veces una actitud negativa o mala de otras personas, puede no ser mas que el reflejo de nuestras acciones en aquella persona. Comprendí entonces las palabras de Jesús de tratar a los demás como quisiéramos ser tratados, y servir como si fuéramos los últimos para así ser los primeros.

Mantén la paz con tus amigos y compañeros, y antes de criticar o juzgar, mira tu corazón y piensa si aquello no es el resultado de tus acciones para con aquella persona.

Y recuerda no juzgar pues con la misma medida serás juzgado, deja el juicio y la venganza a Dios.

"Si se puede hacer, cuanto está en vosotros, tened paz con todos los hombres. No os venguéis vosotros mismos, amados míos; antes dad lugar á la ira; porque escrito está: Mía es la venganza: yo pagaré, dice el Señor. Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber: que haciendo esto, ascuas de fuego amontonas sobre su cabeza." Romanos 12:18-20

Todas las acciones y pensamientos de tu vida resuenan en la eternidad. Colaboración de Jorge López de México, D.F.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Contacto