Logo Vida Alterna


Compártenos
FaceBook Twitter Google Correo Pin it
www.pensamientos.com.mx/ > La oración > Historia de la verdad 2 >


Historia de la verdad


Historia de la verdad 2

Cada mañana nos despertamos pensando acerca de no ir a trabajar... Quizás por el stress de ayer.

Pero no tenemos opción, así que, cepillamos nuestros dientes... (Incluyendo las caries)

Vamos al baño... (Y tratamos de dormir un poco más se honesto)

Desayunamos... (Usualmente lo que quedo de ayer, comida reciclada etc.)

Y nos preparamos para ir a trabajar... (Batallando con el tráfico y los buses)

En la oficina, trabajamos todo el día... (Algunas veces perdemos el tiempo)

Luchando con los documentos de MS (Felicitaciones si tu PC se cuelga en la mitad de un importante, urgente y no grabado archivo)

Hasta que sentimos morirnos... (algunas veces parecemos muertos sin estarlo)

Algunas veces, necesitamos trabajar tiempo extra. (A menudo seria más apropiado que algunas veces)

Antes de ir a la cama, siempre vemos el calendario, buscando sábados, domingos o días festivos. (Porque esos días son sinónimos de: rebajas, fiestas, noches libres, etc.)

¡Esa es nuestra vida! Triste pero cierta.

La vida es lo que nosotros hacemos y no lo que nos pasa.

Es como desperdicias tu vida lo que describe estar viviendo.

Y en este ciclo que llamamos vida, somos los únicos quienes estamos próximos en la fila.

¿Qué tiene la vida para ofrecernos cuando seamos mayores?

¿Qué de nuestra vida cuando esta termine?

¿Sabes que preguntas, DIOS te responderá?

Dios no te preguntará qué clase de auto conduces, pero preguntará a cuántos llevaste a casa porque no tenían transporte.

Dios no preguntará cuánto tiempo pasaste trabajando, pero preguntará si trabajaste tiempo extra para tu familia y personas queridas.

Dios no preguntará sobre la ropa bonita que tienes en tu closet, pero preguntará a cuántos necesitados ayudaste con esa ropa.

Dios no preguntará tu estatus social, pero preguntará qué clase de estatus representaste.

Dios no preguntará cuántas pertenencias tienes, pero preguntará si ellas dictaron el rumbo de tu vida.

Dios no preguntará cuál fue tu salario más alto, pero preguntará si estuviste comprometido para obtener ese salario.

Dios no preguntará cuántos asensos tuviste, pero preguntará como promoviste a otros para que los obtuvieran.

Dios no preguntará el puesto que tuviste, pero si preguntará si hiciste el trabajo con lo mejor de tus habilidades.

Dios no preguntará qué hiciste por ayudarte a ti mismo, pero preguntará qué hiciste para ayudar a otros.

Dios no preguntará cuántos amigos tienes, pero si preguntará para cuántas personas tú fuiste un amigo verdadero.

Dios no preguntará qué hiciste para proteger tus derechos, pero preguntará qué hiciste para proteger los derechos de otros.

Dios no preguntará en qué vecindario viviste, pero preguntará como trataste a tus vecinos.

Dios no preguntará por el color de tu piel, pero preguntará por tu forma de ser y tu carácter.

Dios no preguntará cuántas veces diste tu palabra, pero preguntará cuántas veces no cumpliste con ella.

Que Dios Te Bendiga.

Colaboración de Elizabeth Vázquez de León Gto., México.


Zona de comentarios