Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.pensamientos.com.mx/ >Relaciones humanas>Respeto a la religión>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Respeto a la religión

- Por Sergio Mejía Echavarría -

Se equivocan, y dañan de paso a la sociedad, aquellos que en la vida pública o en la privada, tienen la osadía de burlarse, de cualquier manera que sea, de la religión.

Y no me refiero en particular a la que usted o yo, amigo lector, hayamos escogido como sustento de nuestra condición espiritual. Me refiero a cualquiera de las religiones que esparcen su credo por el mundo y pretenden ganar adeptos para su causa que, cada cual, juzga verdadera y absoluta. Cada una de ellas, aunque muchas veces unas u otras nos parezcan absurdas y hasta indignas de la condición humana, merecen el respeto de quienes son ajenos a ellas. Después de todo, su elección y aceptación hacen parte del libre albedrío que Dios dio a los hombres y de la razón espiritual, inalienable, que consciente o inconscientemente, todos poseemos.

Por ello, tanto como debemos respetar el derecho a la vida, a la educación, al progreso honrado, a la propiedad, a la opinión... hay que respetar el de optar y profesar una religión sin que sea derecho de nadie, públicamente como suelen hacerlo ahora en el cine, el teatro, la literatura, las artes, la filosofía, la historia, etc. a mofarse de ello, burlarse de los principios fundamentales que gobiernan cada religión, ni alterar sus valores personales e institucionales y, mucho menos, calumniar a quienes una u otra religión han escogido o a las religiones mismas por ellos elegidas.

Si la libertad de credos e común en las estructuras socio-políticas actuales y tradicionales, ello no implica libertad de agravio, ofensa, rechazo, burla o calumnia. Y todo esto lo están haciendo ahora, más que nunca, muchos artistas de uno u otro género, muchos pseudopensadores, ensayista, filósofos, sociólogos, historiadores y columnistas de prensa. Son muchos los Pepes Rodríguez que van por el mundo sembrando la cizaña literaria, sobre todo en contra de la iglesia católica. Y yo me pregunto: ¿A qué precio han comprado ese derecho? Tal derecho no se compra ni se vende, ni se regala, ni mucho menos de toma: es ajeno a toda razón, a todo principio y debería serlo a toda ideología. Pero con ciertas ideologías socio-políticas la más inclinada a crear un clímax de intolerancia frente a la concepción religiosa de las personas.

Y estoy tentado a cerrar estas consideraciones con una más: cualquiera de los creadores de las grandes religiones del mundo y para muestra la cristiana y católica, en la persona augusta de Cristo- vale más que quienes desde la literatura, las artes, la filosofía, la historia, la sociología o la política, niegan a Dios y a la religión. ¡Mucho más!

Colaboración de Liceo Rafael J. Mejía de Colombia.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Contacto