Logo Clubplaneta
Compártenos
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.pensamientos.com.mx/ >La familia>Árbol de mango>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Árbol de mango

Érase una vez un enorme árbol de mango.
Todos los días un niño se le acercaba para jugar.
El tiempo pasaba, y el niño se convirtió en un joven y dejó de visitar el árbol.

Un día el joven se acercó muy triste.
Árbol: Juega conmigo.
Joven: Necesito dinero, no juegos.
Árbol: No tengo dinero pero si mangos. Véndelos todos.
El joven recolectó todos los mangos y se fue.
El árbol se quedó solo y triste.

Árbol: Juega conmigo.
Hombre: No tengo tiempo para jugar. Mi familia necesita una casa.
Árbol: No tengo una casa pero tengo muchas ramas. Llévatelas para construir un hogar.

El hombre cortó las ramas y se fue.
El árbol se quedó solo otra vez.

Dentro de muchos años el hombre regresó.
Árbol: Perdóname, pero no tengo nada que darte, solo quedan mis raíces.
Hombre: Necesito un lugar para descansar. Estoy agotado después de todos estos años.
Árbol: Entonces siéntate a mi lado.

Los árboles son nuestros padres. Sacrifican TODO por nosotros.
Nunca olvides lo que han hecho por ti. Dales tu amor y cariño antes de que sea demasiado tarde.


Árbol de mango
Zona de comentarios

Política de Privacidad Contacto