Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.pensamientos.com.mx/ >¡¡¡Vive!!!>Deben trabajar los niños>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Deben trabajar los niños

Los niños son seres humanos de corta edad, legalmente son menores de 18 años. Como personas, son seres racionales, libres, trascendentes en su familia en su persona y en su sociedad y son perfectibles.

Hoy en día, da miedo hablar del trabajo infantil, todos parecen estar en contra de él, sin embargo, yo no estoy de acuerdo con esa postura. Es decir, debe realizarse en la familia y con condiciones que favorezcan el desarrollo infantil, pero un niño debe aprender a trabajar trabajando.

La educación para el trabajo comienza en la familia:

1. El trabajo es el fundamento sobre el que se forma la vida familiar, es un derecho natural y una vocación humana, porque sin trabajo no hay dinero, sin dinero no sobrevive la familia. Por lo tanto, el primer ejemplo, es la actitud de los padres al afrontar sus respectivos trabajos, dentro o fuera del hogar.

2. La familia es la Primera escuela interior de trabajo para todo ser humano. Trabajo y laboriosidad condicionan el proceso de educación, y la maduración del niño como ser humano. La familia a la vez, es la base del ordenamiento socio-ético del trabajo, por ser ella la principal transmisora y conservadora de valores. Los padres pueden iniciar a los hijos en esa educación mediante labores determinadas, para cada hijo en la casa: recoger los juguetes, arreglar el cuarto, cooperar con el jardín. Eso es una forma de trabajo, pero el estudio es en si el trabajo más propio del niño, la actitud, las virtudes que ejerza en el trabajo de estudiar, serán las que practique en el trabajo profesional y a lo largo de su vida.

3. La sociedad es educadora en el trabajo indirectamente, pues es la encarnación histórica y social del trabajo de generaciones, logrando una identidad, una pertenencia a su nación y un ideal de colaboración para la construcción y solidificación de la misma. Es por ello tan necesario involucrar a los niños de acuerdo con su edad, para que cooperen con su sociedad, como voluntarios, trabajadores sociales. La meta es que se involucren con su Patria, valoren el patrimonio de generaciones, el patrimonio familiar y vean el trabajo no como un castigo, sino como una oportunidad de servicio de acuerdo con su edad.

La educación en y para el trabajo, erradica el egoísmo, el individualismo y la prepotencia, ya que quien aprende a trabajar, a servir a los demás, alcanza su auténtica realización y felicidad.

Trabajar es servir, servir es reinar.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Contacto