Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.pensamientos.com.mx/ >Errores>Errores de pareja>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Errores de pareja

Un día de tantos, después de discutir muy fuerte con el padre de mis hijos, le grite: ¡OJALA QUE TE MUERAS!

Era tan desesperante el no ponernos nunca de acuerdo en nada, yo era muy joven y el 10 años mayor que yo. Mientras que yo quería salir, él deseaba estar en casa, yo platicar y el callar, yo ir al cine, él ver televisión y así.

Término por encontrar otra mujer con quien poder vivir como él lo deseaba, tenía dos mujeres en su vida sin que ninguna de las dos lo supiéramos hasta el día aquel en que le grite: ¡OJALA QUE TE MUERAS!

Pasaron varios días y una tarde nos llevo a pasear a una laguna muy famosa en Jalisco, pasamos la tarde en armonía y paz. De regreso a casa, los niños venían dormidos y empezamos a hablar en voz baja de nuestra situación y de nuevo le dije entre dientes: ¡OJALA QUE TE MUERAS!, él contesto con una sonrisa: más pronto de lo que crees.

No habían pasado 5 minutos de decir eso, cuando un auto entro en sentido contrario y nos choco de frente. El volteo el volante hacia un lado, recibiendo el todo el golpe y falleció en forma instantánea.

Pasaron los minutos y alguien nos saco del auto. Han pasado muchos años desde aquella discusión y recuerdo con mucha tristeza que esa fue nuestra despedida. Así despedí al hombre con quien tuve 3 hijos, con quien compartí noches de amor, de romance y de felicidad, pero en mi amargura de los últimos días, sólo veía el lado malo de él y de nuestro matrimonio.

¿Cómo me siento hoy?... Muy mal, se me cumplió mi deseo de que él muriera sin saber lo triste que es vivir sin la persona con quien juramos amarnos y respetarnos por siempre.

Colaboración de Clarita.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Contacto