Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.pensamientos.com.mx/ >La esperanza>Las chicas buenas se van al cielo...>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Las chicas buenas se van al cielo...

Si luchar por lo que queremos nos hace mujeres poco convencionales, pues yo, ¡encantada!

Hace unos años, decirnos "conflictivas" ¡era el insulto más insultante! Hoy, en cuanto alguien nos coloca esa etiqueta, antes de sentirnos ofendidas revisamos el porqué del calificativo. Y la verdad, no siempre hay argumentos de peso... Lo digo porque lo he visto de cerca: soy una mujer poco "convencional" que trabaja duramente; me guío por el sentido común y lucho por lo que quiero, teniendo muy claros cuáles son los derechos inalienables de mi persona, que son los de todas las personas.

Las mujeres "conflictivas" hemos llegado a la conclusión de que ser buena chica: dócil, sumisa, no paga. Recuerdo bien el escándalo que armaron mis papás cuando, en mi primera casa independiente, pegué un letrero con una frase extraída de un periódico: "Las chicas buenas se van al cielo... las malas a todas partes". Ahí confirmé que de plano no tienen ni pizca de humor... y estaban aterrados ante mi libertad.

¿A quién le ha hecho bien ser buena según la convencionalidad más gazmoña?

¿Cómo les fue a las heroínas del dorado cine mexicano? ¿Y ahora, cómo les va a las sufridas y pobres protagonistas de los culebrones telenoveleros?

La vida real es muy diferente. Esto no quiere decir que vayas pisando a la gente con tal de lograr tus objetivos; todo debe tener una media, un equilibrio. Éste se resume en una frase maravillosa: "Haz con l@s demás lo que tú quisieras que hicieran contigo". Los buenos sentimientos no están peleados con la mujer "conflictiva", al contrario, viven los sentimientos al máximo. Su alegría y libertad radican en ser genuinas.

Las "conflictivas" fiesteamos, viajamos, luchamos por lo que queremos, gritamos, lloramos, nos enojarnos, abrazamos fuerte, metemos el acelerador, vivimos a dieta de caviar y champagne, y por supuesto, nos negamos a disculparnos por eso.

Hay chavas que a pesar de tener conflictos o problemas personales en su vida diaria, no tienen la menor intención de dejar que éstos las vuelvan apagadas; sacan el carácter, dicen recio lo que les molesta y saben aceptar cuando están equivocadas, sin cubrirse la cabeza con ceniza, arrancarse los cabellos y gemir "¡perdón, por piedad, perdón!". A ésas se les dice también "conflictivas".

Ultimadamente: si saber lo que quieres y luchar por ello es ser "conflictiva", yo sí quiero ser así. Y no me molesta en absoluto. Colaboración de Gabriel Núñez de León, Gto., México.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Contacto