Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.pensamientos.com.mx/ >La esperanza>Reflexion 13>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Reflexion 13

Hace unos días murió el inglés Ken Aston, árbitro de futbol soccer.

Seguramente está en el Cielo, pues Dios ama hasta a los árbitros de futbol. Además Aston pagó en vida muchos de sus pecados: le tocó arbitrar aquel partido llamado "La Batalla de Santiago", entre Italia y Chile, en la Copa del Mundo del 62. Aquello fue una lucha a muerte. "No dirigí un partido de futbol -comentaría después-. Estuve en la Tercera Guerra".

Pues bien: a Ken Aston se le debe una de las mayores aportaciones en la historia de la comunicación entre los hombres. Fue él quien inventó el sistema de tarjetas -roja y amarilla- para amonestar o expulsar a los jugadores. Se le ocurrió la idea mientras esperaba el cambio de luces de un semáforo.

Por eso pienso yo que este árbitro de futbol está en el Cielo. No va a encontrar ahí muchos conocidos, pero merecen la bienaventuranza eterna quienes contribuyen al buen entendimiento entre los hombres aunque sea por medios tan elementales como dos tarjetas. Colaboración de Mario Pablo Vásquez.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Contacto